Leyenda mexicana la azafata fantasma

Leyenda mexicana la azafata fantasma

Esta leyenda mexicana, me llego gracias a un pariente que vuela seguido en una de las líneas aéreas de nombre Mexicana, que ya ahora no está en funcionamiento.

Me contó el, que en una ocasión, en uno de sus viajes, largos, de la ciudad de Cancún, a Tijuana, un viaje largo y con escalas, el avión algo grande, de esos que tienen, varias secciones, y clases, a él le toco comprar el boleto desde que llego a Cancún, para no batallar después.

Con escalas, en una de ellas en la ciudad de Guadalajara, noto que casi el 80% de la ocupación, se bajó en esa ciudad, y que nadie subió, al empezar a abordar, una azafata, que no había visto en el primer trayecto, le puso la mano en el hombro, y al oído le susurro, – si quiere irse a primera clase, para que pueda estirar bien los pies y dormir estas horas del viaje, lo puede hacer –

Algo que no iba a desperdiciar, antes de llegar, llego otra azafata  a reclamar le, el porque había hecho tal acción, y le dijo que la otra sobrecargo que le ayudaba, le había ofrecido hacer eso, ella le dijo que al ver que no se vendía, parte del boleta-je, solo estaba ella, el piloto y el co-piloto.

Con incredulidad, la azafata, y con tono de reclamo hacia el pasajero, volteo al final de la zona de primera clase ella y el pasajero, vieron a la azafata, flotando en el aire, y carcajeando se, algo que lleno el ambiente de un clima helado, los dos se quedaron viendo, y la azafata, le dijo, si se quiere quedar, Mexicana de aviación, no tiene inconveniente,

El pasajero, como pudo, tomo su maleta y regreso a donde estaban los pocos pasajeros, que quedaban en el avión, y le dijo a la azafata, que un pasajero en la zona quería una manta, en tono burlón.

Así que esta leyenda mexicana, quedo como anécdota, de una situación curiosa que sucedió en el aire, después, mi tío supo, que el avión en donde había pasado esto, se le habían puesto, refacciones de un avión que se había estrellado, y lógico, que el fantasma de la azafata, se vino con esa parte del avión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *